Análisis del contexto

Análisis del contexto

DESCRIPCIÓN DE LA COMARCA DE LA SERRANÍA.

La comarca, situada en el noroeste de la provincia de Valencia, tiene una extensión aproximada de 1.397 km2 y comprende veinte términos municipales: Alcublas, Alpuente, Andilla, Aras de los Olmos, Benágeber, Bugarra, Calles, Chelva, Chulilla, Domeño, Gestalgar, Higueruelas, Loriguilla, Losa del Obispo, Pedralba, Sot de Chera, Titaguas, Tuéjar, El Villar del Arzobispo y La Yesa.

La climatología de la zona es del tipo mediterráneo continental.

Geológicamente, la zona está ubicada en la parte suroriental del Sistema Ibérico. El río Turia atraviesa la comarca, vertebrándola y condicionando su orografía. Predomina el relieve montañoso de pronunciadas pendientes y los valles fluviales, muy fértiles.

La población total es de unos 17.200 habitantes, lo que da una densidad de población del orden de 12’3 hab/km2, muy inferior a la media de la Comunidad Valenciana. El grado de despoblamiento es alto

Respecto de las comunicaciones, la carretera CV-35 de Valencia a Ademuz, constituye la columna vertebral de la comarca, conectándola con Valencia.

Los principales cultivos de La Serranía son el, viñedo, el almendro, el olivo, y el algarrobo. En ganadería destacan el ovino extensivo y granjas de gallinas, cerdos y conejos.

Destaca la extensa superficie forestal de más del 60%, con una gran importancia ecológica y socioeconómica y en lo que respecta a Villar del Arzobispo, la superficie forestal es prácticamente inexistente, ocupando su término municipal principalmente los campos de cultivo y las explotaciones mineras a cielo abierto.

El sector secundario es débil como resultado, principalmente, de la demografía regresiva y de las malas comunicaciones. En Villar hay un incipiente industrialización, basada en la transformación de los productos agrícolas y mineros así como diversas industrias relacionadas con la transformación de la madera, el aluminio y el hierro, la alimentación y diversos talleres mecánicos.




ANÁLISIS SOCIOCULTURAL DEL ENTORNO LOCAL.

La oferta cultural
pública de Villar del Arzobispo es más bien pobre en términos generales, fundamentalmente por la ausencia de una programación estable, reduciéndose la oferta a actos concretos en determinadas épocas del año. Destaca la aportación de entidades privadas como la Unión Musical Santa Cecilia, El Ateneo Cultural, la Asociación de Carnavales... La oferta pública se concreta en los actos culturales que puntualmente programa la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Villar y los Centros Educativos Públicos: Secundaria, Infantil-Primaria y EPA, y privados como el Centro Ocupacional.

La infraestructura cultural pública es deficiente ya que se echa en falta un Centro Cultural Polivalente. En estos momentos se dispone del Salón de Plenos del Propio Ayuntamiento, la Casa de la Cultura, que actualmente es un Centro Educativo de Personas Adultas, el Centro Social y los centros educativos. En cuanto a locales privados destacan el salón de actos de la Unión Musical, el cine Beaus, el salón de la Caja Rural y la Casa de los Cinteros, sede del Ateneo Cultural.

El deporte que predomina en el Villar es el fútbol. El campo es municipal y en él desarrollan sus actividades el equipo de fútbol de segunda regional de El Villar-Benaduf y la escuela municipal de fútbol. Además existen diversas peñas que practican deportes como la equitación, la colombicultura y el baloncesto. Por otra parte el Gimnasio y la Sociedad de Cazadores dinamizan parte de la vida deportiva local.

A nivel escolar hay que destacar el programa de deporte escolar comarcal que se viene desarrollando desde hace unos cuantos años por los centros educativos con la participación de escolares de toda la comarca que cuenta con el apoyo de los ayuntamientos.

En cuanto a infraestructuras se echa de menos un polideportivo municipal cubierto, un gimnasio cubierto escolar y una piscina cubierta. El Ayuntamiento cuenta con un campo de fútbol, un frontón, una piscina y un campo de futbito.

Los servicios sociales de Villar están organizados por una parte, en torno a los del Ayuntamiento, coordinados por la concejala de asuntos sociales y la asistenta social; por otra parte, hay que destacar la labor realizada por la Asociación de Discapacitados y el Centro Ocupacional de Disminuidos cuyo ámbito es comarcal. También existe desde hace años la Cruz Roja que ha aportado desde su fundación una parte importante de la asistencia social del pueblo. En el ámbito religioso, las entidades relacionadas con la iglesia católica realizan una labor social que vienen a cubrir parte de las necesidades que tiene la gente necesitada. En cuanto a las infraestructuras hay que destacar la puesta en marcha de una Residencia de Disminuidos y la necesidad de una Residencia para personas mayores.