PLANETAS EXTRASOLARES

 

Una aplicación muy interesante del estudio del sistema gravitatorio binario es el descubrimiento de planetas extrasolares, puesto que el principal método usado en la actualidad para la detección de dichos planetas se basa en determinar los cambios en la velocidad radial de la estrella alrededor de la cual orbitan. Tal como se observa en la animación mostrada en la página anterior, el efecto gravitatorio del planeta sobre la estrella, provoca una trayectoria espiral de ella, en la que se aproxima y se aleja de nosotros alternativamente.

 

Esta oscilación de la velocidad radial de la estrella se deduce a su vez midiendo el efecto Doppler de bamboleo que se observa en la luz recibida de la estrella: Su frecuencia se desplaza alternativamente hacia el rojo (mientras la estrella se aleja de nosotros) y hacia el violeta (mientras la estrella se nos acerca). Utilizando este método, los astrónomos Michel Mayor y Didier Queloz  anunciaron en 1995 la detección del primer planeta extra-solar (51 Pegasi b), que orbita en torno a una estrella  (51 Pegasi) de tipo solar, situada a 50 años-luz de la Tierra. El descubrimiento fue confirmado por los norteamericanos Geoffrey Marcy y Paul Butler e inauguró una intensa carrera que ha conducido a la detección de un total de más de 400 planetas extrasolares contenidos en unos 300 sistemas planetarios.

 
1995. El "boom" de los planetas extrasolares Artículo del Dr. D. Rafael Bachiller (Noviembre de 2009)
 

 

Un hito reciente en el reto de encontrar planetas extrasolares ha sido el descubrimiento de un "sistema solar", situado a unos 40 años luz de nosotros, cuyos planetas parecen rocosos (como la Tierra), podrían tener agua y son claros candidatos también a albergar vida. En febrero y marzo de 2016, los astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) usaron el telescopio espacial Spitzer de la NASA para captar las minúsculas fluctuaciones en la luz del astro que se producen cuando los planetas pasan frente a su estrella.

 

 

Telescopios terrestres en Chile, Sudáfrica, Marruecos, EE UU y la isla de La Palma, en Canarias, dirigieron también sus lentes hacia Trappist-1, una estrella tenue y fría (una enana roja), cuyo tamaño es similar al del planeta Júpiter. Entre mayo y septiembre las observaciones confirmaron la existencia de seis planetas, Trappist-1 b, c, d, e, f y g (nombrados según su proximidad decreciente al astro), y sugirieron la existencia de un séptimo, h.

 
La NASA descubre un sistema solar con siete planetas como la Tierra  (El país 24/02/2017)
 
Así sería la vida en los exoplanetas recién descubiertos  (El país 24/02/2017)
 
 
 

Campo gravitatorio (Volver al índice)

Departamento de Física y Química del IES "Leonardo Da Vinci"